jueves, 5 de noviembre de 2009




Dame una noche de amor...

Dame una noche de amor, que ya se acerca el adiós,
y yo quiero ser eternamente el dulce recuerdo
de aquél que siempre te amó.
Dame una noche de amor,
deja tan sólo al corazón latir con el eco de mí voz,
sé felíz y no te preocupes por mí,
que yo estaré siempre allí,
velando tus sueños por tí, aunque no me puedas ver.
Dame una noche de amor,
deja que seamos tan sólo los dos,
dime esas palabras de amor
que tu razón por temor siempre calló,
víve una vez más, mis últimos minutos con felicidad,
y éste amor mío que contigo morirá.
Dame una noche de amor,
quita esas agujas al reloj,
que yo te amo mí amor desde el corazón,
será eterna tu cara, y aquella bella mirada
que me dio mucho más que palabras.
Regalame el último tramo,
se encuentra mí cielo en tus manos,
y ese aire que ya no respiro,
mientras que muero en silencio,
se que me voy convirtiendo en el más bello recuerdo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario