jueves, 5 de noviembre de 2009

Me sorprende...





Me sorprende tu silencio expresivo
que irradia el sentir con la mirada.

Me sorprende todo lo que me dices
y también siempre lo que tú callas.

Me sorprende tu dulzura y sinceridad
que alimenta el gozo de estar contigo.

Te entregas afectivamente con bondad
y te ufanas de actuar con mucha libertad.

Nunca abandonas tus sueños y luchas
por ellos pese a la temida adversidad.

Me aconsejas y me admiras a tu manera.
Lo sé aunque jamás me lo hayas dicho.

Me sorprendes y eso es lo que me agrada.
La vida está hecha de muchas sorpresas…

Y tú con tus actitudes a mí me embelesas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario